Cómo es la fiscalidad en las obras de arte

Tanto cuando compras como cuando vendes una obra de arte, tienes que tener en cuenta el tema de la fiscalidad. Son muchos los puntos en donde puede haber inconvenientes y podrías verte envuelto en varios problemas. Así es como si bien lo que se recomienda es tener el asesoramiento de un experto en el tema, estas son algunas opciones generales que te serán de utilidad.

Fiscalidad en las obras de arte para la venta

Si eres de los que vende la obra de arte, entonces hay que diferenciar en esos casos lo que tiene que ver con la venta que realizan los empresarios o los particulares. La tributación va a surgir de la transmisión y del porcentaje del precio de la obra de la ganancia que se obtiene. Así entonces tenemos dos régimenes para ello:

  • Régimen General: cuando la transmisión la hace un empresario, lo que sucede es que esta operación lleva IVA que puede ir en un 10% cuando la hace el propio autor o alguno de los descendientes o empresarios que sean revendedores de objetos de arte, o un 21% si la realiza cualquier otro tipo de empresario.
  • Régimen especial: en este caso, entran los bienes usados, objetos de arte, antigüedades, objetos de colección, etc. Así es como se va a aplicar a los sujetos pasivos revendedores o incluso empresarios que tengan bienes usados o bienes muebles que se puedan considerar como una obra de arte o antigüedad. Es un régimen muy particular, que tiene algunos requisitos, por lo que es recomendable chequearlo con un profesional.

 

Fiscalidad en las obras de arte entre particulares

Si la venta se da entre particulares, entonces la venta tiene que tener el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales que imponga cada Comunidad Autónoma. Cuando no la hubiera, la norma estatal establece un 4% de ello.

Todo lo anterior se da en tributación indirecta.

 

Tributación directa

Es la que se debe de hacer cuando el vendedor tiene una ganancia patrimonial en la venta de la obra. El impuesto va a variar según la persona jurídica o física.

Si se trata de una persona jurídica entonces dependerá de la base imponible siendo en algunos casos del 35% mientras que en el régimen especial puede ser de un 20%.

Cuando es una persona física, hay que ver si es un particular o un empresario. El En el caso de un particular será entre un 21 y 27% mientras que en un empresario dependerá de una escala progresiva que puede ir del 24 al 52%.

Sin duda la fiscalidad en las obras de arte es un tema muy complejo por lo que te recomendamos la ayuda de un profesional para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.