La tecnología y el arte buscan formar una verdadera obra maestra

Es inevitable, siempre que pensemos en la palabra arte nuestro cerebro se irá instantáneamente a esas obras llenas de detalles, mensajes y generadoras de emociones mundialmente reconocidas, asimismo, siempre que pensemos en tecnología nuestra mente recreará ese ordenador cada vez más compacto, ese móvil o dispositivo que con cada actualización hace más posible todo y hasta esa cámara que gracias a la calidad de sus imágenes da la sensación de haber viajado hasta donde se haya tomado la fotografía sin despegar los pies del suelo. La gran duda es, ¿la tecnología y el arte pueden convivir juntos? La respuesta es sí, esta fusión es una realidad que permite el desarrollo continuo de ambas disciplinas, creando nuevas formas de arte en lugares donde nunca lo habíamos visto y de maneras asombrosas.

Otra interrogante que surge de esta unión es si en verdad el arte que se crea con tantas nuevas herramientas es bueno, y aquí las opiniones suelen encontrarse, por lo tanto -como en la mayoría de los casos- no habrá una verdad absoluta; algunos consideran que con cada invento tecnológico la creatividad del artista gana terreno y conoce menos de límites, alcanzando la posibilidad de crear piezas que de hecho ni podemos soñar. Para otros, la tecnología ha banalizado el arte, los dispositivos -con todas sus funciones- eliminan la posibilidad de crear una nueva técnica, de usar las manos y los sentidos para crear otras formas y, además, las redes sociales dan la posibilidad a cualquiera de exponer en plataformas libres su propia versión de arte.

La tecnología y el arte como dupla, en cualquiera de sus expresiones (y las nuevas que surjan) se enfrentarán a un público cada día más exigente, que obtiene información, genera información y parece coincidir en Internet en que el éxito de la combinación sería que los nuevos artistas llenos de ideas y hambrientos de ganas de destacar crearan un diálogo, una conexión con aquellas figuras emblemáticas del pasado y encontraran la vía para traer lo mejor de todas las corrientes que conocemos bajo un nuevo concepto que ante los ojos del mundo sea simplemente un aporte maravilloso, que merezca ser recordado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.