Tu obra más importante es la creación de tu estilo

Cuando decidimos empezar a transmitir lo que somos, sentimos, en lo que creemos y lo que creamos con nuestras manos, nos convertimos en una referencia de haber realizado algo diferente. Muchos artistas han logrado un gran impacto en el mundo con su estilo, esto solo es posible cuando encuentras dentro de ti algo que te inspire. Para alcanzar ese factor distintivo primordial debes trabajar en la creación de tu estilo y aquí te dejamos unos puntos a tomar en cuenta.

1) Diferénciate de los demás

Todos buscamos información, inspiración o algo que nos ayude a dar el primer paso. Hazlo también para hallar lo que no quieres que tus obras tengan, lo que veas que en ellos falta pero que tú sí tienes. Algo que sabes que existe pero no de la manera que tú lo muestras, sé arriesgado y diferente.

2) Haz pruebas de materiales

La primera impresión de tus obras se las lleva su estética. Inventa uniendo texturas, colores, estudia cuál material refleja lo que quieres plasmar, usa todo lo que sea necesario para que te sientas cómodo y conforme con la creación de tu estilo, y al encontrarlo, trata siempre de mantenerlo. Si no mantienes tu línea será difícil reconocer tus trabajos a primera vista.

3) ¿Qué quieres decir?

Siempre es bueno que al realizar una obra de arte, esta pueda inspirar a su observador. Haz que haya un mensaje en la composición. Que se pueda diferenciar tu ánimo, lo que quieres decir, así en cada pieza tendrás a los espectadores a la espera de qué tienes para ellos.

4) Creer en la creación de tu estilo

Si ya llegaste a este paso, es porque ya sabes qué te diferencia, qué cosas nuevas tienes para dar, qué te gusta hacer y cómo hacerlo. Y esto hará que dudes en algunos momentos de tu estilo y no sepas si apegarte a nuevas tendencias, pero es importante que reconozcas las modas, cómo vienen y van y las adaptes a lo tuyo.

5) Lánzate a las opiniones

No tengas miedo en enseñar lo que haces. Para un artista jamás habrá un “no eres bueno” porque es algo susbjetivo, es algo que viene de un sentimiento. Comparte tus obras y verás cómo empiezas a ser una inspiración, quédate con los comentarios positivos y evalúa los negativos.

6) Disfruta de ti mismo

El punto más importante. Lleva con orgullo todo lo que haces, lo que eres y lo que tienes para dar. Tu estilo será tu aliado para convertirte en el artista que deseas, no tengas miedo de mostrar de qué estás hecho y mucho menos de lo que eres capaz de hacer.

Existen muchas maneras de trabajar en la creación de tu estilo, algunas veces ya lo tenemos y lo sabemos y otras hay indagar y crearlo. Ahora te toca a ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.