Obras de arte en Cataluña poco conocidas

Es normal que con todas las obras de arte que existen en Cataluña, algunas pasen un poco más desapercibidas. Pero si realmente quieres saber en profundidad de todas ellas, entonces, de seguro que te gustará saber sobre estas 10 obras de arte en Cataluña a las que puedes visitar.

San Jerónimo Penitente

Se trata de unas de las 80 obras de Caravaggio que está en el monasterio de Montserrat. Llegó hace un poco más de un siglo, en un baúl. Ya que estás allí, también podrás ver otro tipo de obras específicas como por ejemplo “El vendedor de tapices” de Mariá Fortuny.

 

Magdalena penitente con la cruz

Esta obra de arte del Greco, llegó a Cataluña porque Santiago Rusiñol la compró en París en el año 1894. A este se le sumó otro lienzo más, “Las lágrimas de San Pedro”. Fue Ignacio Zuloaga quien le solicitó que haga la compra.

Ahora se encuentran en Sitges en procesión en Cau Ferrat.

 

Museu Biblioteca Víctor Balaguer

Se trata de lo que denominan el “pequeño Prado” pues el Museo del Padre en Madrid utiliza este espacio como depósito de muchas de sus obras. Son raras las veces que se hacen exposiciones pero cuando se hacen son un buen motivo para desplazarse hasta Vilanova ya que se sabe que serán obras de grandes artistas como Rubens, Murillo, Zurbarán, Goya o Sorolla, entre otros.

 

La Carga

Se trata del cuadro más comprometido y representativo para Ramón Casas por toda su temática histórica y en la actualidad se encuentra en Olot. Es un claro ícono de la izquierda europea. Desde 1911 se expone en Olot por la intervención del escultor Miquel Blay que ayudó a ello pues se considera que el cuadro es una temática de denuncia social.

 

Josep María Sert

Quizás, es el pintor menos social y humanista que creó la muerte de Cristo en óleo sobre tela y tuvo que ejecutar dos veces las paredes blancas de la catedral de Vic. Es la gran obra de su época ya que demuestra la parte barroca de Catalunya.

 

Antoni Viladomat

Si se tratan de pinturas barrocas, no hay que olvidar las pinturas barrocas de Antoni Viladomat. Entre sus obras las que se destacan son las figuras de la capilla dels Dolors en la iglesia de Santa María de Mataró. Allí tanto el coro, cripta y sala de juntas. Es una obra única que pone en el máximo esplendor al barroco catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.