Mes: octubre 2016

evaluar-una-obra-de-arte

Cómo evaluar una obra de arte

Todos tenemos inquietudes sobre cualquier obra de arte porque en el fondo comprendemos que es fruto de la creatividad y el espíritu humano. Desde el comienzo de la historia de la humanidad los seres humanos no solamente nos emocionamos sino que buscamos transmitir a través del arte de la pintura y escultura distintos emociones y estados generales.  Sin embargo no podemos negar que cada interpretación dependerá del propio espectador. No obstante existen algunos aspectos a tener en cuenta al momento de evaluar una obra de arte para saber que estamos entendiendo lo que el autor quiere comunicarnos. Veamos algunos ejemplos:

evaluar-una-obra-de-arte

  • Lo principal es aprender que las pinturas están creadas a partir de conceptos básicos y estos conceptos son formulados por la sociedad dependiendo de la época en que se encontraban. Los libros de historia traen consigo un bagaje de períodos dónde se explica cuál es el concepto de arte en determinados tiempos y cuáles fueron los valores que lo determinaron así. Esta es una forma de acceder y entender qué es lo que refleja esa pintura y por qué.
  • La información personal y profesional del artista refuerzan los datos históricos al momento de evaluar una obra de arte. Saber los antecedentes, conocer cuáles eran sus aspiraciones, cuál era su fuente de inspiración y para que medios trabajaba es una forma de conocer a profundidad la obra que se está evaluando. Hay que entender al artista desde sus diferentes puntos de vista y entrelazarlo con sus experiencias ya que, en la mayoría, fueron ellas las que impactaron en sus obras.
  • No predisponerse a algún concepto de cualquier índole es fundamental para formar una propia opinión sobre la obra de arte. Más allá de las herramientas que los profesionales ofrecen para evaluar una obra lo cierto es que la percepción propia es la más importante. Todas las personas son capaces de captar el arte y emocionarse. Sin embargo si la obra no llega a producir un grado de emoción tampoco sería correcto establecer una crítica negativa porque puede suceder que muchas veces no llegamos a comprender el contenido por desconocimiento de algunos datos.
  • Todos los museos cuentan con un profesional o especialista que está a cargo de las obras de arte que allí se encuentran. Puedes consultar con ellos todas las dudas que tengas incluso pedir que te brinden información sobre lo que no estás seguro o lo que no entiendes. De esta forma evaluar una obra de arte será mucho más sencillo de lo que imaginas. Además, cuando visitas un museo o exposición sueles tener la posibilidad de contar con audioguías o visitas guiadas que te den pistas específicas sobre lo expuesto.
comisario-de-exposiciones

Cuál es la función del comisario de exposiciones

Seguramente nos ha pasado que si vamos a una galería de arte o visitamos su página web encontraremos un apartado o un lugar dónde se hable del comisario de exposiciones. Por lo general esta profesión es muy fácil confundirla con el trabajo de un curador o un conservador pero lo cierto es que tiene su propia función y se la puede diferenciar de las anteriores.

comisario-de-exposiciones

El comisario de exposiciones de un museo o una galería de arte es aquella persona que tiene a cargo alguna colección en especial, ya sea de objetos expuestos (como cuadros, esculturas, grabados, etc.) en una exposición de forma temporal o permanente o en las áreas de conocimiento de culturas general como la historia, la técnica, la ciencia, etc. Su función no es precisamente la del curador, pero sí tiene a cargo muchas tareas que hacen que la línea que divide los trabajos sea delgada, por ejemplo, la organización de exposiciones, la respuesta a consultas públicas, el trabajo de investigación, la redacción de los catálogos de exposiciones, la gestión de exhibiciones de compra, los folletos explicativos de las mismas, entre otras.

Este profesional no solamente trabaja con el público sino que también mantiene relaciones multifuncionales y multilaterales, porque es él el que se encargará de gestionar y mediar entre las diferentes instituciones que intercambien material artístico tanto las públicas como las privadas, además de manejar los contactos con los artistas, la crítica, los periodistas, coleccionistas, galeristas, los curadores de los demás museos.

La función del comisario de exposiciones además tiene como eje llevar a cabo una investigación concepción de las obras que se exhiben en determinados lugares. De él depende el registro, materialización y documentación de las piezas que se están exponiendo. Este trabajo no solamente pasará a formar parte de un archivo sino que en el momento que se encuentre vigente dará una explicación interpretativa al público, llevándolo a entender el contexto de las obras. Por ello es muy importante su compromiso profesional socio cultural, ya que será quien se encargue de poder volcar sobre los auspiciantes sus conocimientos a través de conceptos y discursos sobre el propio saber humano a favor del contenido de las exposiciones.

Claro que las prácticas y funciones de un comisario de exposiciones siempre serán un objeto de debates con otras ramas profesionales en cuanto a sus actividades específicas pero nunca dejarán de ser relativas a la concepción de un proyecto.

Si quieres realizar una exposición especial, en Palmerol Art podemos ayudarte.

fotografia-de-una-obra-de-arte

Fotografía de una obra de arte

Cualquier artista desearía que su obra figurase en un catálogo o páginas web junto con otras obras de arte, para ello no se puede utilizar cualquier tipo de foto si queremos que destaque todas sus cualidades. Por eso la fotografía de una obra de arte, es una especialidad que se encarga de retratar la obra de la forma más fiel posible. Para ello el profesional se concentra en el color, recalcando que la luz sea igual en todas las zonas, que no existan brillos o que las proporciones estén deformadas por una mala elección de los ángulos.

fotografia-de-una-obra-de-arte

Para realizar una fotografía de una obra de arte hay que tener en cuenta que no cualquier cámara sirve para este tipo de trabajo, una cámara que no permita trabajar de forma manual no se abriría a la posibilidad. Lo que se trata de tener en cuenta es la capacidad de reproducción de la gama tonal que la cámara es capaz de ofrecer por eso se buscan aquellas que trabajan en 14 o 16 bits. También se tiene en cuenta el objetivo con el que cuenta porque es importante que el mismo esté libre de aberraciones en las esquinas y no deforme la geometría. Por lo general los profesionales suelen utilizar un diafragma intermedio sin llegar a la apertura máxima porque de esta forma es posible conseguir una mejor nitidez en la reproducción.

La iluminación también es un punto de total importancia en la fotografía de una obra de arte ya que una mala distribución de la misma puede condicionar la pieza. Para evitar las sombras y que la distribución sea equivalente se utilizan dos fuentes de luz de igual potencia y temperatura de color que no es menor a 300w quedando a libre elección si la misma se dará de forma continúa o solo será un flash.

Los filtros polarizadores también serán una herramienta de trabajo para el fotógrafo que se encargue de la fotografía especializada de la obra ya que evitarán los brillos que produce el golpe de la luz en la obra de arte debido a los materiales con los que fue contraída o bien el revote de luz porque se encuentra protegida en una vitrina que por temas de concentración no puede mantenerse en contacto con el medio ambiente. Estos filtros se colocan en las luces y son materiales muy delicados que no es recomendable manipularlos demasiado sin embargo además muchos fotógrafos también optan por utilizar filtro cristal en la misma cámara.

Si necesitas realizar la fotografía de tus obras de arte en Palmerol Art contamos con este servicio exclusivo para ti.

tasacion-de-una-obra

La importancia de una correcta tasación de una obra

Hablar de la tasación de una obra significa ocuparnos del valor monetario que tiene una pintura o en algunos casos, una escultura. El concepto de arte cambia con el tiempo y los intereses de las personas se trasladan de unos terrenos a otro en materia artística. Lo que ayer realmente era una obra de gran valor puede que hoy haya disminuido su coste, o bien, todo lo contrario puede ser una pieza milenaria. Esto provoca que los precios de las obras de arte vayan fluctuando en el mercado. Actualmente hay artistas que prefieren tasar su obras de forma personal, pero al ser tanta la información que se maneja en el mundo de los negocios artísticos se puede correr el riesgo de que su obra esté mal valorada. Para hacer una correcta tasación lo primero que debe realizarse es una buena elección de un tasador profesional. Él tendrá en cuenta los siguientes aspectos:

tasacion-de-una-obra

  • La totalidad de obras del artista: para hacer una correcta tasación de una obra la primera información que se investiga es la totalidad de la producción del artista, dicho en otras palabras: cuantas obras ha realizado a lo largo de su vida. Por lo general los artistas que produjeron menos obras suelen valer más que los artistas que han hecho una gran serie.
  • Las réplicas: los artistas de renombres tienen muchas replicas dando vuelta por el mundo gracias a los grabados o a las litografías, por eso las obras que son únicas tienen un precio muy superior a aquellas que cuentan con copias.
  • Cuándo se hizo la obra: todos los artistas tienen diferentes periodos en sus carreras artísticas, bien podríamos pensar en el periodo “rosa” y el período “azul” de Picasso, o cómo eran los cuadros del comienzo de carrera de Kandinsky y cómo eran los del final. Para una correcta tasación un profesional tiene en cuenta si la obra se hizo a temprana edad o en la cima de la carrera. Las de temprana edad siempre suelen ser superiores a aquellas que fueron realizadas en época exitosa.
  • Si realmente se refleja el estilo: no todos los artistas siempre respetan su estilo y muchas veces encontramos piezas diferentes a las demás. Las que suelen reflejar el estilo se tasan a mayor precios que las que no. Un ejemplo es “Le Reve” de Picasso que refleja claramente el estilo cubista.

c/ Portaferrissa, 7 Pral. 1ª 08002 BARCELONA

Diseñado por IndianWebs